domingo, 27 de julio de 2008

PREVENCIÓN EN EL USO DE SUSTANCIAS PSICOACTIVAS - ASESORÍA CONSTRUCCIÓN DOC

PREVENCIÓN EN EL USO DE SUSTANCIAS PSICOACTIVAS

Objetivos:

Objetivo General.

v Promover actitudes para la prevención del abuso de las drogas, mediante actividades tendientes al desarrollo de la autoestima, formación de valores y toma de conciencia sobre las implicaciones personales y sociales que se derivan del uso de sustancias psicoactivas.

Objetivos Específicos.

Ø Conocer la policausalidad y consecuencias del problema, uso y abuso de sustancias psicoactivas para determinar alternativas preventivas.

Ø Identificar con los jóvenes los diferentes tipos de sustancias psicoactivas, consumo, efectos y consecuencias del abuso.

Ø Desarrollar diferentes estrategias metodológicas para preparar a los jóvenes para enfrentar los riesgos frente al problema del abuso en el consumo de sustancias psicoactivas.


¿Para qué?

No es necesario dar una justificación al respecto, pero este taller va dirigido a la prevención.

El uso de drogas y sustancias psicoactivas no es solamente un problema individual sino que también se ha convertido en un problema epidemiológico y de salud pública, por esto, exige la acción coordinada de todas las personas para prevenir y disminuir el consumo.

Fundamentación teórica.

El consumo de sustancias psicoactivas o drogas adictivas ha tomado fuerza en el contexto mundial durante las últimas décadas. Los efectos en la dinámica social, por lo perjudicial de sus efectos, han despertado la atención de todos. Lo cierto es que el consumo se incrementa cada día en la población más joven.

“Llamamos psicoactivo a todo fármaco cuyo consumo afecta el Sistema Nervioso Central, modificando la conducta del individuo en cuanto a las sensaciones, percepciones, estado de ánimo, la memoria, el raciocinio o las actividades psicomotoras.

El uso repetido de algunas sustancias psicoactivas puede causar cambios en su forma de interactuar y en el comportamiento del consumidor.

Poco a poco disminuye la voluntad y libre albedrío del consumidor, para decidir el momento y el lugar en dónde y cómo se procura la dosis del fármaco (es toda sustancia no nutriente que introducida en el organismo vivo tiene la capacidad de modificar una o más de sus funciones).”[1]

La necesidad de consumir una determinada clase de sustancia puede llevar al individuo a transgredir normas y valores, lo que importa a esa persona es el obtener los estados momentáneos de placer y bienestar a como dé lugar, aún sabiendo de los posibles daños que a nivel físico, psíquico o social pueda causarle al ingerir la droga o estupefaciente (droga no prescripta médicamente, que actúa sobre le sistema nervioso produciendo dependencia).

“Algunas de las consecuencias del consumo de sustancias psicoactivas son:

Desestabilizan el contexto familiar y social.
Violan las normas establecidas.
Se expanden en forma fácil, progresiva e indiscriminada, afectando a muchas personas, sin distinción alguna.
Sus implicaciones económicas y políticas generan presiones y reacciones de orden internacional”.
[2]

Las sustancias que causan adicción se clasifican en
[3]:

Depresoras: Son aquellas que disminuyen u obstaculizan la actividad del SNC, entre éstos tenemos el alcohol, los sedantes, los barbitúricos o tranquilizantes, los inhalantes y los narcóticos.

Estimulantes: Son sustancias que excitan o aumentan la actividad del SNC, ejemplo: la cafeína, la nicotina, la cocaína, el basuco y las anfetaminas.

Alucinógenos: También conocidos como psicodélicos, sustancias que actúan sobre el SNC provocando alucinaciones, delirios, pérdida del contacto con la realidad.

Entre los estimulantes tenemos:

LA COCAÍNA:
Es un alcaloide que se extrae de las hojas de coca. La cocaína se fuma, se inhala o se inyecta.

Los efectos inmediatos son: dilatación de las pupilas, elevación de la presión sanguínea, aceleración del ritmo cardíaco y respiratorio y aumento de la temperatura del cuerpo. Provoca dependencia psicológica y fisiológica. Los efectos se empiezan a sentir antes de 10 segundos.

Consecuencias:
Las personas se irritan fácilmente, sienten hormigueo en la piel, es tan fuerte la necesidad de consumo que se vuelve la única meta en la vida, abandona todo, se comporta de manera diferente. A largo plazo sufre depresión, lesiones nasales y pulmonares, pérdida de la capacidad de sentir y satisfacer las necesidades básicas de alimentación, sueño, cuidado físico e interés por la propia vida.

Puede producir convulsiones, paro respiratorio y cardíaco.


EL BASUCO:
Es un polvo blanco grisáceo o café, de sabor amargo, constituye el residuo de la base de coca, contiene éter, acetona, ácido sulfúrico, gasolina, polvo de ladrillo y sulfato de cocaína. Se consume fumando o inhalado; el efecto es inmediato y dura entre 3 a 5 minutos. En los primeros instantes produce excitación, cambios en el ánimo, hiperactividad, falta de apetito, insomnio, aumento del deseo sexual.

A los pocos minutos aparece una angustia severa, adormecimientote la boca, sudación, taquicardia, temblor de las manos y piernas, dolor de cabeza, deseos de orinar, indiferencia sexual, agresividad y apatía, lo cual induce a consumir más.

Consecuencias:
Produce índices de tolerancia y dependencia muy altos, problemas hepáticos, asma, tos crónica, insuficiencia respiratoria, estreñimiento, vómitos, cólicos, parálisis muscular, rigidez, ideas delirantes, pérdida de la memoria, agresividad, muerte.

Entre los depresores están:

INHALANTES
[4]:
Son sustancias volátiles de origen industrial como pegantes, disolventes, gasolina, aerosoles, lacas, pinturas; se consumen mediante inhalación directa. Los principales efectos son: mareos, excitación, náuseas, trastornos de la percepción, ojos llorosos, visión borrosa, zumbido de los oídos, secreción nasal abundante.

Consecuencias:
Anemia incurable, bronquitis, hemorragia digestiva y respiratoria, deterioro del Sistema Nervioso Central, pérdida del control emocional y de la conciencia.


BARBITÚRICOS Y SEDANTES:
Son medicamentos derivados del ácido barbitúrico y las benzodiacepinas.

Se ingieren en forma de pastillas, cápsulas o se inyectan. Producen: anestesia, sueño, disminución de la ansiedad y del nivel de atención, incapacidad para coordinar las ideas y articular el lenguaje, pérdida del equilibrio.

Consecuencias:
Se presenta un deterioro emocional y social, con altibajos de humos, algunos son agresivos, obstinados y confusos.
MARIHUANA:
Droga ilegal basada en los aceites de las hojas y semillas de la planta llamada Cannabis stiva, también se conoce como Marihuana, mota hierba o yerba, grifo, bareta, cocho, mamba, barillo, verde. Se fuma en cigarrillo o pipa.

La marihuana induce euforia, excitación, falta de ilación en las ideas, errores ene l espacio y el tiempo, alucinaciones, impulsos, esto a nivel subjetivo.

A nivel físico produce incremento del ritmo cardíaco, irritación de los ojos, resequedad de boca y garganta, intensificación del apetito. Puede llegar a dañar las vías respiratorias.

Qué puedo hacer?

Objetivos:

Objetivo General.

v Que los adolescentes reconozcan cuáles son las características del comportamiento en abusadores de droga, y posean la información adecuada para remitirlos a centros de ayudad especializada.

Objetivos Específicos.

Ø Conocer algunas manifestaciones y signos de alarma, para detectar si un joven consume SPA.

Ø Generar en los adolescentes una conducta de rechazo hacia el uso d e SPA fortaleciendo la toma de decisiones, libre de la presión del grupo de pares.
Fundamentación teórica:

El uso de sustancias psicoactivas ha aumentado entre los jóvenes, lo cual nos lleva a pensar en la capacitación y orientación a todos los individuos que de una u otra manera están involucrados en el problema; la prevención primaria y la detección temprana del uso son los ejes fundamentales sobre los cuales se desarrolla la acción. La tarea no es nada fácil ya que es difícil detectar en forma precoz el consumo de drogas en los adolescentes.

“Algunos estudios han demostrado algunas manifestaciones que pueden ser señales de alarma, las cuales se deben tener en cuenta, éstas son:

Indicios de droga:
Prueba de consumo de sustancias psicoactivas.
- Posesión de elementos requeridos en el consumo.
- Posesión o evidencia de drogas.
- Olor a drogas

Identificación con la cultura de la droga:
Evidencia vaga de consumo:
- Accesorios alusivos a la droga.
- Charlas, conversaciones que muestran preocupación por el tema de las drogas.
- Agresividad al discutir sobre estos temas.
- Deterioro físico.
- Pobre coordinación psicomotora.
- Olvidos, atención baja, dificultad en la concentración.
- Ojos y pupilas irritadas.


Cambios en el aprovechamiento escolar:
Indicios de consumo:
- Disminución en el promedio y rendimiento académico.
- Ausentismo y retardos en el colegio.

Cambios de conducta:
- No aceptación de responsabilidades.
- Deshonestidad, mentiras, robos.
- Cambio de amistades.
- Cambo en el estado de ánimo.
- Poca motivación, baja autoestima.
- Cambios de intereses.
[5]

Mc Donald sintetiza 5 etapas en el proceso de la farmacodependencia:

Etapa 0:
El adolescente es vulnerable a las sustancias psicoactivas, siente curiosidad acerca del uso de drogas.

Etapa 1:
El adolescente está aprendiendo el uso de drogas.

Etapa 2:
El adolescente busca los efectos de la droga y adquiere sus propios suministros.

Etapa 3:
El adolescente está ensimismado y concentrado en los cambios de sus propios estados anímicos y se ha hecho farmacodependiente. (El uso de drogas para él es necesario para mantener el bienestar).
Etapa 4:
El adolescente está en el último estadio de la farmacodependencia (crónica).


Según el centro de documentación e información sobre drogadicción CEDA
[6], se han establecido 4 fases que se dan en forma progresiva y secuencial en la persona que usa y abusa de sustancias psicoactivas, estas fases son:

Fase del consumidor social o “yo aprendo”:
El consumo se amplía a situaciones cotidianas, refieren placer, algo necesario para sentirse bien. Las justificaciones de uso son: “lo usa todo el mundo”, “lo hago sólo para divertirme”.

Fase del usador o experimentador “yo decido”:
Se invierte dinero propio en pequeñas cantidades y se decide cuánto, cómo, dónde y con quién usar la sustancia: se empieza a mostrar una doble imagen, y aumenta la frecuencia de consumo. Se justifican diciendo: “lo uso cuando yo quiero”, “yo la manejo sé cuando parar”.

Fase de preocupación por conseguir las sustancias:
El aumento de la dosis y la frecuencia del uso empiezan a producir una tolerancia mayor a nivel orgánico, busca sensaciones más fuertes, hace lo que sea por conseguir la sustancia, justifica el uso, en los demás, la familia, el medio social.

Fase final o dependiente de drogas:
Después de querer salir del problema y recaer, existe dependencia física, alteraciones orgánicas y psicológicas, se pueden dar cinco alternativas. La cárcel, el hospital, la calle, la muerte, programa de rehabilitación.
Sabemos que los jóvenes son vulnerables y fácilmente influenciados por los amigos, para evitar la presión hacia el consumo de sustancias psicoactivas se debe tener presenta 4 formas para evitarlo:

1. Solamente decir NO.
2. Aconseje.
3. Ofrecer alternativas.
4. Devolver argumento.

La esencia de todo crecimiento es la buena voluntad para cambiar favorablemente y luego una voluntad decidida para cumplir con los compromisos y responsabilidades que implica el cambio. Si la conducta de adicción se hace se pude deshacer.

Dependiendo de la etapa en que se encuentre el individuo se requiere de un tratamiento especializado. Después de hacer conciencia del problema debe recurrir a una institución especializada, el tratamiento deberá ir dirigido tanto al adicto como a su familia y personas más allegadas, para lograr restaurar el curso de vida de la persona.


EVALUACIÓN

Analizar con los adolescentes las siguientes preguntas:
Por qué se da el consumo?
Qué papel juega la familia en la iniciación y mantenimiento del consumo?
Qué se puede hacer para no empezar a consumir?
Cómo se puede ayudar a quienes nos rodean para que no caigan en el problema?

[1] Pick de Weiss, Susan. Planeando tu vida. Planeta Colombiana Editores. Bogotá, 1993.
[2] Ídem.
[3] Pick de Weiss, Susan. Planeando tu vida. Planeta Colombiana Editores. Bogotá, 1993.
[4] Pick de Weiss, Susan. Planeando tu vida. Planeta Colombiana Editores. Bogotá, 1993.
[5] Pick de Weiss, Susan. Planeando tu vida. Planeta Colombiana Editores. Bogotá, 1993.
[6] Centro de Documentación e Información sobre la Drogadicción. CEDA. Bogotá, Colombia.